Saltar al contenido

Cómo preparar unas patatas con choco.

Receta patatas con choco

En Andalucía existen numerosas variantes de las patatas con chocos (o “papas” con chocos, como se conoce popularmente a este plato). Sin embargo, la receta más extendida es la clásica, en la que además se utilizan guisantes para dar un toque extra de sabor y colorido. En cualquier caso, el resultado es espectacular: una comida deliciosa perfecta para cualquier época del año.

Receta patatas con choco
Receta patatas con choco

Ingredientes necesarios para las “patatas con choco”:

600 gramos de chocos limpios cortados en tiras
4 o 5 patatas
1 cebolla mediana
1 pimiento verde
2 o 3 dientes de ajo
2 tomates maduros de tamaño mediano
Guisantes
Aceite de oliva
Vino blanco
Agua
Colorante amarillo
Sal, pimienta entera y laurel

Paso a paso para preparar las patatas con choco:

Comenzamos preparando las verduras. Cogemos la cebolla, el pimiento, los tomates y el ajo, los lavamos y los picamos muy finos. En el caso de los tomates, también les quitamos las semillas.

En una olla grande ponemos un buen fondo de aceite de oliva y cuando esté caliente añadimos la cebolla, el pimiento, el ajo, una hoja de laurel y un puñado de sal.

Cuando la verdura esté blanda, incorporamos el tomate y lo dejamos todo durante 5 o 10 minutos a fuego medio/alto.

A continuación cogemos el choco (que ya estará limpio y cortado en tiras de 1cm más o menos) y lo ponemos en la olla. Meneamos todo. Pasados un par de minutos, se vierte medio vaso de vino blanco y se deja reducir.

A continuación se hace lo mismo con 2 vasos de agua y se añade el colorante y cuatro o cinco pimientas negras. Se pone el fuego a temperatura media y se deja cocer durante un cuarto de hora. Durante este tiempo aprovechamos para pelar y cortar las patatas en cuadrados.

Pasados los 15 minutos, se añaden al guiso. En cuanto a los guisantes, si son frescos o congelados debemos ponerlos a cocer a la par que las patatas, pero si son de lata los reservaremos para el último momento, unos 5 minutos antes de apagar el fuego.

Antes de servir se comprueba que esté bien de sal y que tanto las patatas como el choco estén tiernos.