Saltar al contenido

Cómo se hace el pastel de cabracho asturiano.

Pastel de cabracho asturiano

El pastel de cabracho, también conocido como pudín o paté de cabracho, es una receta tradicional de las cocinas asturiana, cántabra y vasca. En realidad, su promotor es el cocinero vasco Juan María Arzak, quien lo introdujo en su cocina en los años setenta. Está elaborado con el cabracho, un pescado de color salmón cuyo sabor guarda cierto parecido al marisco. Este pez es de roca y ha de cocerse unos minutos para eliminar el veneno que tiene en las espinas. En Asturias es un plato muy típico que se puede encontrar fácilmente en restaurantes y sidrerías.

Pastel de cabracho asturiano

¿Qué ingredientes necesitamos para el pastel de cabracho?

Para hacer pastel de cabracho se necesita un cabracho, atún o bonito del norte, huevos, nata para cocinar, tomate frito, cebolla, perejil, ajo, sal, pimienta y una pizca de tabasco. En su preparación es necesario hervir el pescado con la cebolla previamente cortada, el perejil, el ajo, la sal y la pimienta.

Cómo se prepara el pastel de cabracho paso a paso

  • Una vez hayan pasado 15 minutos, se escurren los ingredientes y se quita la piel y espinas del cabracho para sacar su carne y dejarla apartada.
  • En un recipiente se baten los huevos con el atún, el tomate, la nata, el perejil, la cebolla y el ajo que antes habíamos cocido con el pescado.
  • Se añaden los trozos de cabracho y salpimentamos (añadir unas gotas de tabasco es totalmente opcional, dependerá de si os gusta o no darle un toque picante).
  • Lo siguiente es untar de aceite un molde y verter en él la mezcla resultante.
  • Una vez precalentado el horno a 180º, se introduce un molde más grande con agua y en su interior se coloca el molde con el pastel de cabracho para calentarlo al baño María.
  • Dejar esperar aproximadamente una hora o al menos hasta que pinchemos el pastel con un cuchillo y éste aparezca totalmente limpio.
  • Una vez listo, se saca del horno y cuando esté frío, se desmolda.