Saltar al contenido

Huevas aliñadas.

Huevas aliñadas

Las huevas aliñadas es un plato realmente fácil, fresco y exquisito que se sirve como entrante y que no suele faltar en ningún bar de tapas que se precie de la costa andaluza, especialmente en Cádiz. Para su preparación lo ideal es utilizar la hueva de merluza fresca, aunque el resultado seguirá siendo excelente si optamos por la hueva congelada o ya cocida y envasada al vacío.

Huevas aliñadas

INGREDIENTES

– 500 gramos de huevas de merluza
– 2 pimientos verdes
– 2 tomates rojos
– 1 cebolla mediana
– Aceite de oliva
– Vinagre de Jerez
– Sal gorda

¿Cómo preparar las huevas aliñadas?

– La única dificultad de este plato es conseguir que al cocer las huevas estas no se nos rompan. Para conseguir que se mantengan compactas vamos a poner a hervir un recipiente con abundante agua ligeramente salada y con un par de gotas de vinagre.

– Mientras tanto, vamos a ir envolviendo individualmente cada hueva en film transparente, anudando los extremos como si se tratase del envoltorio de un caramelo.

– Cuando el agua haya alcanzado el punto de ebullición introducimos las huevas y mantenemos al fuego durante unos 25 minutos.

– Transcurrido este tiempo, sacamos las huevas y dejamos escurrir cortando uno de los extremos del film para que suelten el agua que haya podido entrar durante el tiempo de cocción.

– Cuando las huevas estén bien frías, las cortamos en rodajas de aproximadamente medio centímetro. Reservamos.

– Tan solo nos queda trocear el pimiento, la cebolla y el tomate muy finamente y, tras agregarlo a las huevas troceadas, hacemos una sencilla vinagreta con el aceite de oliva, el vinagre de Jerez y la sal. ¡Listas para servir!