Saltar al contenido

Recetas típicas de Semana Santa en Andalucía.

monas de pascua

La Semana Santa y la Cuaresma es una época en la que se elaboran diversas recetas típicas y muy tradicionales. Dada la tradición religiosa de no comer carne los viernes de Cuaresma y el Viernes Santo, el pescado es el elemento estrella de la mayoría de las recetas, y especialmente el bacalao.

A continuación puedes conocer algunas de las recetas más típicas de la Semana Santa que se elaboran en Andalucía:

  • Torrijas

La torrija es la receta más típica y con más tradición de la Semana Santa y de la época de Cuaresma de toda España, y especialmente de Andalucía. Tiene un origen europeo, es similar a la tostada francesa y ha conseguido popularizarse a otros continentes y países gracias a la emigración, como por ejemplo: Caribe, América del Sur, Centroamérica y México.

torrijas

¿Qué necesitas para hacer torrijas? Pan (del día anterior), leche entera, rama de canela, azúcar, huevos y aceite. Comienza calentando un litro de leche con la rama de canela y unos 100 gramos de azúcar. Justo antes de que hierba, apaga el fuego y moja las torrijas en la leche. Tras esto, ponlas en una bandeja para que reposen unos 5-10 minutos. Posteriormente, pásalas por huevo previamente batido y frielas (aproximadamente durante unos 2 minutos). Puedes añadirle algún sirope para acompañar (al gusto).

Esta receta tiene muchas variantes, en las que se pueden utilizar distintos tipos de panes (pan del día anterior, masa especial, etc.), usar cáscara de limón, utilizar clavo, nata, crema pastelera, etc., utilizar otro tipo de leche para hacerla una receta vegetariana, harinas de garbanzo, y un largo etcétera.

Ver receta de torrijas

  • Pestiños

Los pestiños son dulces típicos de Navidad y de Semana Santa en Andalucía y otros lugares de España. Su origen morisco viene del siglo XVI y junto a las torrijas, es de las recetas más tradicionales en Semana Santa.

Receta de los pestiños andaluces
Receta de los pestiños andaluces

¿Qué necesitas para hacer pestiños? Aceite de oliva (70ml), cáscara de limón, azúcar, miel, semillas de anís, vino blanco y harina de trigo. Calienta el aceite en una sartén junto a la cáscara del limón. Cuando se dore la cáscara del limón y el aceite esté bastante caliente, quita las cáscaras y añade las semillas de anís. Ahora apaga el fuego y deja que el aceite se enfríe. En un gran bol, echa la harina, el aceite (cuando esté ya frío), y el vino blanco. Mezcla hasta conseguir una masa fina, la cual deberás dejar reposar por media hora (cúbrela con un paño). Tras esto, extiende la masa con un rodillo o similar y cortar en tiras de aproximadamente unos 4 cm, y finalmente, en cuadrados. Para que tengan forma de pestiño, tendrás que doblar las puntas hacia dentro. Deja que reposen una media hora y frielos. Acompañalos con azúcar o miel, dependiendo del gusto.

Ver receta de los pestiños

buñuelos de bacalao

Un plato para el que únicamente necesitarás bacalao desmigado, perejil, harina y aceite. Es una receta cuyo origen está en el siglo XIII, y concretamente de Sevilla. Es una receta en la que es necesario realizar una masa con los ingredientes anteriormente descritos, formar pequeñas bolitas y freírlas en una sartén.

Ver receta de los buñuelos de bacalao

  • Buñuelos de viento

buñuelos de viento

Los buñuelos de viento son una receta cuyo origen es judío y se asemejan en cierta manera a los buñuelos de bacalao. La única diferencia, y la más importante, es que en vez de bacalao, se crea una masa de levadura, harina y azúcar. Tras esto, de la misma forma que los buñuelos de bacalao, tienes que realizar pequeñas bolitas y freírlas. Para acompañar y dar sabor, estos se pueden espolvorear con canela o utilizar chocolate, nata, etc. Esta receta es habitual encontrarlos y comerlos desde el día 1 de Noviembre hasta Semana Santa.

  • Arroz con leche

Cómo hacer arroz con leche
Arroz con leche

Uno de los platos más sencillos de realizar y que, aunque se coma normalmente durante todo el año, es característica de la Semana Santa. Su origen está en el siglo XX, cuando se empezó a consumir como postre, utilizando los productos de las marismas del río Guadalquivir. Para realizarla necesitarás cocer arroz en leche, y posteriormente echar canela y azúcar.

Ver receta del arroz con leche

  • Potaje de Cuaresma

El potaje de Cuaresma es una sopa vegetal realizada principalmente con bacalao, garbanzos, espinacas y en algunos lugares de Andalucía con huevo duro. Es una receta cuya fama proviene del siglo XIX y que se suele servir en una gran sopera.

  • Monas de Pascua

monas de pascua

El origen de esta receta es principalmente musulmán y tiene una gran tradición por todo el mediterráneo. Aunque tiene más fama en regiones aragonesa, castellano-manchega, Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña, este roscón de Pascua, y la tradición de que el padrino se lo regale a su ahijado o ahijada el Domingo de Pascua, se ha expandido por toda España y en concreto, por Andalucía. La mona de Pascua es en definitiva, un roscón elaborado con una masa formada por los siguientes ingredientes: harina, levadura, agua, huevos, azúcar, ralladura de naranja y aceite. Posteriormente, se necesitará de huevo batido para pintar la masa antes de introducirla en el horno, y azúcar y/o fideos de colores para decorar.

  • Tortilla de bacalao con pimiento.

Otro plato tradicional y receta sencilla de realizar, utilizando el ingrediente estrella de la época de Semana Santa, el bacalao. Podrás cocinarla utilizando bacalao, huevos, pimiento rojo y verde, cebolla y aceite de oliva. Simplemente tendrás que pochar los pimientos y la cebolla (previamente cortados), y tras esto, añadirlos a los huevos batidos, y echar el bacalao también. A partir de aquí, proseguir como con la receta tradicional de tortilla de patatas, dándole la vuelta y esperando que coja la textura adecuada al gusto de cada uno.

Ver receta tortillas de bacalao

  • Huesos de santo

huesos de santo

Una receta típica tanto del día de Todos los Santos como de la Semana Santa. Su origen proviene del siglo XVII, y se llama de esta manera ya que su forma se asemeja a la forma de un hueso y su tuétano. Es un dulce de mazapán, relleno de crema de yema. Para hacer la masa del mazapán necesitarás almendra molida, azúcar, agua, ralladura de limón y azúcar glass. Por otro lado, para hacer la crema de la yema, deberás contar con 4 yemas de huevo, azúcar, agua, además de azúcar glass para el glaseado final.