Mermelada de higos casera: la receta de mi abuela

Descubre cómo preparar deliciosa mermelada de higo casera siguiendo la receta de mi abuela, una receta sencilla y qué esperamos os guste.

Cuando tienes un par de higueras gigantes en tu casa puedes llegar a tener una gran cantidad de higos, tantos que no sabrás que hacer con ellos… Mi abuela los regalaba e incluso alguna llegó a pensar en venderlos, también se los daba de comer al perro y aún así nos seguía sobrando, así aprovechando que a ella le encanta hacer sus propias conservas artesanas que mejor que preparar una deliciosa mermelada.

mermelada de higos casera

La mermelada casera es el compañero ideal para el pan del desayuno, pero también tiene otras aplicaciones como veremos a continuación.

¿Qué necesitamos para preparar mermelada de higos en casa?

Con estas cantidades tendremos para dos tarros de unos 500 ml cada uno.

  • 1 kgs de higos ya maduros
  • 1 naranja
  • 200 gramos de azúcar en grano
  • 1 limón

Receta mermelada de higos casera paso a paso

1. Colocamos los higos troceados en trozos ya pequeños y unos 150 ml de agua en una cacerola grande de base pesada. Dejamos hervir a fuego lento y asegurándonos que haya burbujas pero no demasiadas durante 6-8 minutos o hasta que los higos se ablanden y suelten su jugo. Mientras rallamos la naranja y exprimimos el limón.

receta mermelada higos casera

2. Añadimos la ralladura, el azúcar y el jugo del limón a la cacerola. Lo llevamos a ebullición, removiendo casi constantemente, hasta que tenga una consistencia similar a la de una mermelada. Lo notarás enseguida porque se verá un poco brillante y se caerá de una cuchara en cantidades más grandes, en lugar de gotas pequeñas. Si no está seguro, apague el fuego y coloque un poco de mermelada en un plato frío, déjelo reposar durante un minuto más o menos, y vuelve a comprobar la consistencia. Si aún no está lista, la devolvemos a la cacerola y ponemos al fuego por unos minutos más.

3. Lo retiramos del fuego y dejamos reposar durante 10 minutos.

4. Pasamos con cuidado la mermelada a un frasco limpio. Cerramos un poco la tapa, pero no la apriete demasiado. La dejamos enfriar durante aproximadamente una hora, para luego pasarla a la nevera (aún con la tapa semi suelta). Una vez que se haya enfriado por completo, podemos apretar la tapa. Conservar en el frigorífico.

Dale otro toque a la mermelada de higos casera

Esta receta súper simple de mermelada de higos, solo higos, azúcar y jugo de limón, se puede modificar fácilmente añadiendo oporto blanco y romero para darle un toque especial, pero ya eso ya es opcional.

La mermelada de higos también es deliciosa cuando se hace con higos secos; simplemente hidrátese en agua hirviendo, mezcle con miel y jugo de limón y guárdela en el refrigerador durante dos semanas. Si tienes higos verdes sin madurar, sigue las mismas cantidades que usaste en esta receta y haz una mermelada maravillosa con un perfil de sabor diferente y más picante.

Sobre los higos

Los higos son una fuente maravillosa de fibra y vitaminas, así como de minerales como calcio, magnesio y potasio. Su sabor es dulce y delicado. Cuando se convierte en mermelada, sus cualidades naturales se ven intensificadas, lo que las hace excelentes para complementar platos salados como cerdo, cordero, platos de queso, embutidos para untar, tostadas de pan y sándwiches.

Deja un comentario