Pescaito frito.

El pescaito frito no es sólo una deliciosa comida, sino que es también una maravillosa tradición que aún hoy permanece viva en numerosos pueblos y zonas de Andalucía. Al llegar la noche, las terrazas y los bares se llenan de ese agradable aroma que abre el apetito y no es difícil ver a amigos y familias disfrutando de una buena ración de boquerones, acedías o pijotas fritas. Sin embargo, éste es también un plato muy común en cualquier hogar, en donde podremos encontrarlo tanto en el almuerzo como en la cena, servido en una gran fuente para que cada comensal se sirva a su gusto.

Boquerones fritos
Un ejemplo de pescaito frito son los boquerones fritos

Lo ideal es acompañar con algo fresco como puede ser la sopa de tomate andaluza ó un buen picadillo de tomate.

¿Cómo se prepara el pescaito frito?

Preparar el pescaito frito es muy sencillo. Una vez se han limpiado y preparado los pescados, sólo hay que enharinarlos y meterlos en una sartén con abundante aceite muy caliente. Cuando la piel esté bien doradita, se sacan y se dejan escurrir sobre papel de cocina. Por último, se colocan sobre una bandeja y se recubren con una pizca de sal. Es habitual poner un par de limones cortados por la mitad para que los comensales que lo deseen puedan darle así un toque algo más ácido a su comida.

Deja un comentario