Poleá típica de Sevilla.

La poleá es un plato típico de Andalucía cuyo origen hay que situarlo en una época en la que la población pasaba grandes apuros económicos. Se trata de una receta sencilla, sabrosa y muy barata, que suele servirse como postre en otoño o invierno.

Poleá, postre típico de Sevilla, AndalucíaINGREDIENTES

Leche
3 cucharadas grandes de harina fina de repostería
4/5 cucharadas grandes de azúcar
Ralladura de limón
Canela en rama y molida
Matalauva
Aceite de oliva
Pan

¿Cómo preparar la poleá sevillana paso a paso?

– Para preparar la poleá sevillana hay que comenzar poniendo en una sartén un buen chorro de aceite de oliva junto a dos cucharaditas de matalauva y la ralladura de limón.

– Cuando los granos se empiecen a tostar, y con cuidado de que no se quemen, se cuela el aceite para que quede limpio.

– Se vuelve a colocar en la sartén y se incorpora la leche caliente, el azúcar, la rama de canela y el harina.

– Se va removiendo poco a poco hasta que adquiera consistencia y desaparezcan los grumos. La cantidad de leche depende de lo espesa que se quiera la poleá, pero será de aproximadamente un litro.

– Por último, se preparan unos picatostes de pan frito y se sirve todo junto en un plato hondo, junto a canela en polvo y azúcar blanca (opcional) espolvoreadas por encima.

1 comentario en “Poleá típica de Sevilla.”

Deja un comentario